ASPECTOS DE CALIDAD

La Joyería es sinónimo de Calidad, pero detrás de esta afirmación puede haber un mundo de contrastes.

Por lo general, los aspectos de calidad de una joya son poco comentados (error de nuestra industria), por lo que te pasamos algunos tips que seguro te ayudarán a realizar una mejor decisión.

Los Diamantes

Si a la hora de comprar seleccionaste un diamante, debes saber que esto es bueno, pero no todos los diamantes tienen la misma calidad y su precio puede fluctuar hasta un 40% dependiendo de sus características.
La calidad de los Diamantes puede ser evaluada a través de 4 características básicas. A esto llamamos las 4C, que son: El Corte, el Peso (Carat), El Color y Claridad.

1.- El Corte es el proceso de lapidación o facetado de la gema que tiene como finalidad realzar su brillo a través de la creación de facetas (o caras) y su pulido.
Existen alrededor de 12 cortes diferentes del diamante siendo los más conocidos:

– redondo de 56 facetas llamado Brillante,
– cuadrado de 56 facetas llamado Princesa,
– rectangular llamado Baguette
– el ovalado de 56 facetas llamado Oval.

2.- El Peso (Carat weight). La unidad de medida utilizada para graduar la masa (peso) de una piedra preciosa se llama Carat. Esta unidad se divide en 100 partes y cada centésima se llama punto. Por lo tanto, mientras más pesa la piedra, mayor será el volumen (tamaño) de la gema.

3.- El Color. Se considera mejor la calidad del diamante mientras más blanco sea. Su calidad desciende mientras tenga mayores tonos amarillos.
Se utiliza una escala alfabética que comienza en D hasta la Z, siendo el color D el más blanco que se puede encontrar.
Lo recomendado para diamantes de “Calidad Extra” es desde un color F o G.

 

4.- La Claridad.
El diamante es un carbón puro, cristalizado a través de un proceso de presión magmática de millones de años. En este proceso siempre quedan impurezas o inclusiones. Mientras menos impurezas tenga el diamante, se entiende mejor su calidad.
Lo recomendado para diamantes de “Calidad Extra” es una clasificación VVS (very-very-slight) es decir, con muy-muy pequeñas inclusiones.


El factor Humano, la 5ta C: Además de estas características podemos añadir, el arte de un buen lapidador. Este es un aporte determinante en la belleza final del diamante. Él debe establecer una estrategia de corte que aproveche mejor el material en bruto, sin descuidar la proporción ideal de corte que obtenga la mayor reflexión de la luz. Todo esto va a determinar el fuego o vida de un diamante. Esta es la razón por la que gemas similares tienen un brillo diferente. Este aspecto es lo que una joyería profesional debiera sugerirte para apoyar tu elección.

 

Los Metales

Si bien, hoy la joyería ha incursionado en el uso de nuevos materiales como el acero, tungsteno, cerámicas, titanio, etc., nosotros recomendamos, para conmemorar esta ocasión importante, utilizar metales nobles, básicamente el Oro y el Platino.

El Oro.

El oro ha sido por diferentes razones el metal más utilizado para asignarle valor a los objetos a través de la historia, ya sea para adorar a los dioses, asignar un rango social, mostrar estatus, exaltar la belleza o para celebrar una ocasión importante.

Como metal, posee extraordinarias características para la elaboración de joyas, pero por su extrema ductibilidad y maleabilidad, no puede utilizarse por si sólo. Para aumentar su dureza, debemos incorporar otros metales.

¿Cuál es la calidad del Oro en una pieza?

Para indicar esto, se utiliza “el Kilataje”, unidad de medida de 24 partes, que indica el contenido de oro en una pieza:
– 24 Kt = 100% de Oro.
Para América latina y Europa la 1ª ley para joyería es:
-18 Kt que indica un contenido de 75% de Oro (18/24 o 750 milésimas).

El color del Oro.
El color del oro de 18KT se logra a través de los metales que utilizamos en el 25% de aleación.
Los principales metales utilizados son Cobre y Plata. En la medida de su presencia se puede obtener colores rojo, rosado, amarillo y amarillo verdoso.

El Oro Blanco. (OB)
El Oro Blanco nace como forma alternativa de obtener un metal similar al color gris del Platino, pero a un costo menor. En forma natural el Oro Blanco no existe, es una aleación compuesta por 75% de Oro y 25% de otros metales para alcanzar el color gris.

Existe 2 formas para hacerlo:
• 1.- Aleación con Paladio. Color gris oscuro.
• 2.- Aleación con Plata, Níquel, Cadmio,. Zinc, etc. Color gris amarillento.

Internacionalmente, ambas formas pueden llamarse Oro Blanco, siendo la aleación con Paladio superior por su consistencia de color y al utilizarse sólo 2 metales nobles. La razón por la cual el Oro Blanco tiene un precio mayor, es precisamente por la presencia de este metal.

Por último, debemos mencionar que como la idea del Oro Blanco, es parecerse al Platino, y como las aleaciones no alcanzan exactamente su color, se utiliza un baño para mejorar su presentación. A Este proceso llamamos Rodinado, baño superficial con un metal llamado Rodio aplicado por electro deposición, con el cual se alcanza un tono muy similar al Platino.

• Beneficios: se asemeja al color del platino.
• Desventajas: corta duración para joyas de uso diario.

Es por esto, que puedes haber escuchado que un anillo de OB “cambia de color”. Lo que realmente ocurre, es que el baño de Rodio se desgasta y el anillo muestra el real color de su aleación.
De todas formas, esto tiene solución. Recomendamos realizar una mantención 1 vez al año, de esta manera podrás tener una joya en las mejores condiciones.

El Platino
Es un metal de hermoso brillo y de color ligeramente gris, ha sido el favorito para realizar alta joyería, en especial por realzar a los diamantes.
Su color es natural e inalterable y por su alta densidad permite obtener una joya de mejores condiciones de vida en el tiempo.
Años atrás, se disminuyó su utilización por su alto costo, pero desde unos 15 años a la fecha, debido a las alzas sostenidas del precio del Oro, ha vuelto a ser una alternativa atractiva para realizar joyas para ocasiones importantes y conmemorativas.
Es una alternativa muy recomendable y podemos decir, que el platino ha vuelto para quedarse.

Si quieres sorprender, el Platino es sin duda la mejor elección.

El Diseño

Es el factor clave de diferenciación, personalización y valor agregado de una joya.
Hoy es un factor fundamental para realizar una buena elección y transmitir el significado de la persona que amas.

El diseño de un joya lo podemos entender como la forma para conectarte con los sentimientos, apelar a tus emociones, expresar cómo eres y darlo a conocer.
En el caso de las “joyas para novios”, el diseño tradicional tiene un peso importante, pero cada día las parejas quieren mostrar algo más que su Estado Civil. El diseño contemporáneo viene a entregar la libertad de expresar como uno es y comunicar lo singular de una relación.

Todo comunica, tanto la joya como la forma que es entregada y por su puesto, donde la adquiriste. La joyería que está detrás es esencial, puede ayudarte a expresar la idea que quieres comunicar. Tu misión es encontrar aquella que se relaciona mejor contigo.

Las Joyas reflejan tu personalidad, te ayudan a expresar tus sentimientos y lo valioso que es tu relación.