¿Cómo elegir una joya?

1.- Etapa de búsqueda.
Te recomendamos seguir el consejo de amigos que hayan pasado recientemente por este proceso y realizar una búsqueda por internet viendo las distintas ofertas de establecimientos especializados.

Recolecta la información y compara los aspectos que a ti más te importan: Diseño, Calidad, Precio, Confianza, Atención, Prestigio, etc.

2.- Visita personal.
Una vez realizada una primera selección (al menos 3 opciones), ha llegado el momento de ver si la oferta es real y si las condiciones del establecimiento te dan la confianza y garantía para realizar tu compra.
Esta etapa es crucial, es importante ver los modelos físicamente, con sus especificaciones de diseño, materiales, terminaciones y tamaños descritos. Tu labor es diferenciar, si la oferta recibida es real o solamente era una promesa.

“Un papel o una foto, pueden jugarte una mala pasada”.
Observa la experiencia y conocimientos del vendedor, si son flexibles a la hora que le sugieras alguna modificación para personalizar tu modelo.

Tienes que saber que también es tu prestigio el que está en juego.

 

3.- La decisión: Despejados todos los elementos anteriores, puedes estar aún indeciso. Te sugerimos evaluar aspectos como las garantías y post-venta del establecimiento. Debes saber que este tipo de joyas se usan a diario y deben durar toda la vida, por lo tanto, sufren desgastes y requerirán ajustes posteriores.

Estos aspectos debieran ser cubiertos por la joyería seleccionada y ofrecértelo como un beneficio adicional a tu compra.